El ISR aún puede influir en la inversión extranjera en México

En los últimos años, México ha sido uno de los destinos más atractivos para la inversión extranjera en América Latina. Sin embargo, la reciente reforma fiscal aprobada por el gobierno mexicano en 2020, ha generado la preocupación de que el impuesto sobre la renta (ISR), aún puede influir en la inversión extranjera en el país.

Uno de los principales cambios de la reforma fiscal fue la eliminación de la figura del outsourcing y la reducción de las deducciones fiscales para las empresas. Esta medida se ha traducido en un aumento de la carga fiscal para las empresas, lo que podría afectar negativamente su rentabilidad y capacidad para seguir invirtiendo en el país.

Por otro lado, el ISR sigue siendo uno de los principales impuestos que se aplican a las empresas que operan en México. A pesar de que su tasa máxima se redujo del 35% al 30%, el ISR sigue siendo uno de los impuestos más altos en la región, lo que podría disuadir a los inversores extranjeros de invertir en México.

Además, la complejidad y la rigidez del sistema tributario mexicano pueden ser un obstáculo para los inversores, especialmente para las empresas que no están familiarizadas con el sistema. La falta de claridad en las normas y los procesos, así como la falta de transparencia en la aplicación de las leyes fiscales, pueden ser percibidos por algunos inversores extranjeros como un riesgo y una barrera para la inversión.

En este sentido, el gobierno mexicano podría tomar medidas para simplificar y clarificar el sistema tributario, y así hacerlo más atractivo para los inversores extranjeros. También podría establecer incentivos fiscales y reducciones de impuestos para las empresas que invierten en sectores específicos del país, como la tecnología, la energía y la infraestructura.

A pesar de que el ISR aún puede influir en la inversión extranjera en México, este no es el único factor determinante. México sigue siendo un país con una situación geográfica privilegiada, una economía en crecimiento y una población joven y enérgica. Si el gobierno mexicano puede mejorar su sistema fiscal y ofrecer incentivos atractivos para los inversores extranjeros, puede seguir siendo un destino atractivo para la inversión en la región.

Nota express publicada por MediaStar | Agencia de Medios.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro + diecinueve =

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.